Bienvenido a nuestra tienda online

¿Eres mayor de 18 años?

15% de DESCUENTO

cupón: DESCUENTO15

 

 

Promoción válida del 3 al 12 de julio.

Promoción no acumulable a otras promociones o descuentos vigentes.

Cerrar

Mi carrito

0

Un paseo en primavera por los viñedos: ¿te vienes?

Llega el buen tiempo y con él se inicia un nuevo ciclo para las vides con el que arrancamos una nueva añada: la 2019.

En marzo, si paseamos por nuestros campos, veremos como la vid empieza a renacer. Se despereza y por la planta corre alegre la savia apareciendo los primeros brotes sobre los  sarmientos: son los pámpanos (brotes nuevos), que crecerán estos meses hasta convertirse en hojas.

La vid despierta tras su reposo invernal y se efectúa una primera labor en el terreno para enterrar las malas hierbas. La tierra que pisamos aparece esponjosa y removida porque está recién labrada y aireada para favorecer un nuevo crecimiento de las raíces. El suelo se ha abonado y así la vida del suelo se activa y encontramos miles de bichejos a poco que miremos. Por esto es justo ahora muy importante eliminar los insectos nocivos porque es en esta época cuando surgen los primeros peligros para la planta: las conocidas e inoportunas heladas primaverales pero también las temidas plagas!!

Las plagas mas habituales en primavera son el Pedro y la Becha, la Excoriosis y el Oidio que se pueden tratar con azufre y el Mildiu, que se puede tratar con cobre. Estos tratamientos están aceptados en la viticultura ecológica.

Pero lo verdaderamente mas importante es tratar las posibles plagas desde la prevención para evitar tener que llegar a usar insecticidas. Este es el fundamento de una viticultura respetuosa. Para ello es fundamental potenciar la nutrición equilibrada de la vid y la biodiversidad en el viñedo.

Por ejemplo dejando crecer la vegetación en las calles entre las vides o sembrando en las mismas diferentes especies. Es la técnica de las cubiertas vegetales que ayudan al desarrollo de insectos beneficiosos y organismos naturales que combaten las plagas mas habituales de la vid.

Las cubiertas pueden ser permanentes, o pueden ser eliminadas durante la primavera, para evitar que compitan con las vides por el agua. Si decidimos eliminar la cubierta, esta puede ser enterrada en el terreno de nuevo para potenciar de paso una nutrición del suelo equilibrada.

Otra técnica habitual son los setos en las lindes o lo que es lo mismo la plantación de arbustos, plantas herbáceas o árboles en las lindes de las parcelas. Esto ofrecerá la aparición de una biodiversidad natural que ayudará también en el control de plagas.

Se recomiendan especies que florezcan en primavera, ya que el polen de sus flores atraerá especies beneficiosas.

Como siempre, buscaremos las especies locales, para un mejor desarrollo en el terreno. Es aconsejable introducir corredores verdes para dirigir a estos insectos beneficiosos y ayudarles a llegar hasta sus presas en las vides.

Disfrutemos pues estos días del campo y visitemos los viñedos con ojos atentos a este renacer de la vid y de todo lo que la rodea. Alegremonos al ver los viñedos rodeados de zarzas, almendros o higueras y celebremos cuando son sobrevolados por pájaros y mariquitas.

Esperamos esta primavera 2019 sea benévola con nuestros viñedos y que la naturaleza nos regale este año una buena base para este inicio de cosecha.

Deja un comentario
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios analizando la navegación en nuestra web. Si continúa navegando, asumiremos que acepta su uso. Más información en Política de privacidad