Bienvenido a nuestra tienda online

¿Eres mayor de 18 años?

Mi carrito

0

Bodegas

  • Coloquio con Bodegueros Vega Sicilia

    Bodega Santa Cecilia dado el éxito de la Cata Histórica de Valbuena 5º Año que tuvo lugar el pasado 19 de mayo en su tienda de Núñez de Balboa, 103,  de manos del Director General Comercial y de Marketing de Tempos Vega Sicilia Antonio Menéndez, decidió organizar el Coloquio con Bodegueros Vega Sicilia, que tuvo lugar el pasado jueves 22 de septiembre en la tienda de Blasco de Garay, 74; en el que participó el Consejero Delegado de Tempos Vega Sicilia Don Pablo Álvarez, quien dio su visión personal, cató cuatro vinos con los asistentes, le acompañaba Antonio Menéndez.

    El evento contó con la asistencia de 90 personas, en su mayoría Socios del Club de clientes de Bodega Santa Cecilia, y amigos que no quisieron perder una ocasión tan especial. El coloquio estuvo atendido en todo momento por el equipo de Sumilleres de la tienda de Blasco de Garay, 74, donde tuvo lugar el evento. Fue una oportunidad irrepetible de conocer a una de las más grandes figuras del vino español.

    El Coloquio Vega Sicilia fue introducido y moderado por Mayte Santa Cecilia, nieta del fundador y Directora de Compras, Negociación y Marketing de Bodega Santa Cecilia. En sus palabras: “Vega Sicilia es una bodega que ha cumplido en 2016, el 152º aniversario y año tras año han mantenido unos elevados estándares de calidad, se trata de una  leyenda del mundo del vino. Con Don Pablo llega un cuidado excepcional, un esfuerzo titánico por subir la calidad. Nos regalan además a los amantes del vino continuamente grandes vinos al amparo de la familia Álvarez y su Grupo Tempos Vega Sicilia.”

    Coloquio-con-Bodegueros-Vega-Sicilia-Bodega_Santa_Cecilia_22-9-2016

    Continúa Mayte “Los vinos que serán catados en este evento han sido un éxito desde que salieron al mercado. Pintia ha impulsado la Denominación de Origen Toro; Macán una joint venture entre dos grandes familias del vino, Vega Sicilia y Benjamin de Rothschild en Rioja. Y nos han traído a España los vinos Tokaj húngaros, vinos dulces de elevada calidad y muy desconocidos hasta ahora.”

    Según cuenta Mayte, “La familia Álvarez tomó una gran decisión al encargar a Pablo Álvarez la gestión de la bodega, quien se ha convertido en una referencia internacional transformando una bodega con solera en una familia de vinos única y prestigiosa.”

    A continuación le cedió la palabra a Don Pablo Álvarez, Consejero Delegado del Grupo Tempos Vega Sicilia, quien nos habló de la principal bodega y buque insignia del grupo Vega Sicilia, de los proyectos más recientes de cuyas bodegas catamos los vinos en el evento, así como de los vinos que estas elaboran. Respondió además a todas las preguntas e inquietudes de los asistentes. Don Pablo se sentía como en casa, muy arropado y muy a gusto, parecía que el evento no iba a terminar, aunque dadas las obligaciones de todos los asistentes, finalmente concluyó a las 21:30 horas.

    Coloquio-con-Bodegueros-Vega-Sicilia-Bodega_Santa_Cecilia_22-9-2016-2

    Estas fueron algunas de las palabras de Don Pablo Álvarez durante el evento:

    “Lo mejor está por hacer, la mejor cosecha debe ser la próxima.  Sin esta máxima, se habría acabado el mundo del vino.”

    “Llevo 34 años al frente de los negocios del vino, no sabía nada, vi que Vega Sicilia representaba un gran prestigio en España y fuera, y era reconocida en el mundo, por lo que teníamos que aumentar el prestigio y la calidad de los vinos. Esa ha sido la labor de todos estos años, y será la de los próximos. Se ha hecho mucho trabajo en la viña.

    Vega Sicilia cuenta con 200 hectáreas, y 450 hectáreas más entre las de las últimas bodegas del grupo en Rioja, Toro, Ribera del Duero y Hungría. La viña es algo incopiable y lo que va a dar la personalidad, contamos con viña única en la Ribera del Duero. Llevamos muchos más años que nadie, durante más de 60 años fue la única bodega en la región, desde 1864 hasta 1927 que se crea Protos. Usamos nuestras propias cepas, realizamos una selección clonal con un vivero de la Borgoña en todas las bodegas. Es un mundo que tiene que desarrollarse y hay mucho por hacer, lo que hagas hoy se verá en 10 ó 20 años.”

    “Al poco de comprar Vega Sicilia en 1985 compramos la 1ª parcela en Padilla de Duero de lo que sería Alión, un vino más moderno, diferente con respecto a Vega Sicilia que es vino muy clásico, había que hacer un vino nuevo. En 1991 se crea Alión y la 1ª cosecha es la de 1993. Contamos con 140 hectáreas de viña, hoy ya es un clásico en la Ribera del Duero. Alión viene a cubrir el hueco dejado por el tercer vino de Vega Sicilia, Valbuena 3º, la primera cosecha fue la de 1993 también en la Denominación de Origen Ribera del Duero para cubrir un hueco de mercado con un perfil de cliente menos exclusivo.”

    “En 1993 empezamos a negociar con el gobierno húngaro porque querían privatizar las bodegas de Tokaj, que había elaborado el mejor vino durante los siglos XVIII, XVIII y XIX,  Luis XIV dijo que era “el vino de reyes y el rey de los vinos”. El proyecto ha sido más complicado de lo que parecía, estaba todo muy abandonado. En 1999 hicimos la 1ª cosecha.”

    “En Hungría tenemos 120 hectáreas de viña, la principal variedad es la Furmint, que representa más del 80%, la Hárslevelū ocupa el 20% restante. Se trata de variedades autóctonas que no existen en ningún lugar del mundo, fuimos los primeros en elaborar y en sacar al mercado el Furmint Seco, porque en Hungría siempre se habían elaborado vinos dulces, el dulce parte de un vino seco que se elabora antes, procede de una parcela de 24 hectáreas en la localidad Tolcsva donde se encuentra la bodega, es un vino diferente por su variedad, no pretende envejecer, se puede beber durante 5 ó 6 años, se fermenta en barrica de roble húngaro, más pequeñas que las bordelesas de 225 litros, fermenta y envejece durante 6 ó 7 meses antes de salir al mercado.”

    “En Tokaj cuando llegamos estaba todo destruido y abandonado, el clima es muy duro, hasta -26º, zona muy fría, no han cuidado las viñas durante la época comunista, Tokaj ha perdido probablemente los 50 años más importantes del mundo del vino hasta ahora, el gran desconocido, la mayoría de la gente no sabe que existe ni que existen estos vinos.”

    “En 1998 se empezó a gestar la bodega que en el año 2001 se convirtió en Pintia en la Denominación de Origen Toro, región complicada, no muy reconocida en España,  se pensó que podía hacerse magníficos vinos, aunque un vino de Toro nunca tendrá la complejidad y elegancia de Rioja y Ribera del Duero. La 1ª cosecha fue la de 2001, se tarda muchos años, porque hay que aprender en cada sitio, aprender como son los vinos en cada zona, como hay que criarlos, envejecerlos, es una labor de tiempo que nadie te puede transmitir hasta que trabajas en ello. En Toro buscamos lograr el mejor vino posible en la zona.”

    “En 2002 empezamos a hablar con Benjamin de Rothschild sobre lo que hoy es Macán y Macán Clásico, bodega de Rioja, hoy han entrado los primeros 8.000 kilos en la nueva bodega, que nos va a permitir elaborar mejor, empezamos a comprar viñedo, en 2009 alquilamos una bodega, no vamos a descubrir Rioja, ya está descubierta y hay grandes vinos, pero nos gustaría aportar un grano de arena a lo que es Rioja, estoy convencido que Macán será un gran vino, después de años de trabajo lo conseguiremos.”

    “Me gustaría que hubiera 10 ó 15 vinos españoles más fuera de nuestras fronteras que acompañaran a Vega Sicilia. Es una pena que en los lineales de los supermercados internacionales sólo se encuentre Vega Sicilia y el poco reconocimiento de los vinos nacionales.”

    “Si tuviera que elaborar nuevos vinos en España me iría a Jerez, lo que ya intentamos sin éxito con la compra de una bodega, proyecto que no salió finalmente. Estamos experimentando en Vega Sicilia con las uvas blancas y veremos si somos capaces de hacer un gran blanco.”

    En el coloquio se pudieron catar los vinos en este orden de las bodegas del grupo Tempos Vega Sicilia: Tokaj-Oremus en Hungría; Macán en la Denominación de Origen Rioja; Alión en la Denominación de Origen Ribera del Duero y Pintia en la Denominación de Origen Toro. Con estas 4 bodegas el grupo decide lanzar vinos más modernos y menos clasicistas, siempre con la máxima de la calidad, se trata de vinos de la más alta calidad, buscan lograr los mejores vinos y la mayor calidad en cada zona.

    Botellas_de_Vinos-Grupo_Tempos_Vega_Sicilia-Cata-Coloquio_con_Bodegueros

    Así fue la cata:

    Tokaj Mandolás 2014: elaborado por la Bodega Oremus en Hungría con uva Furmint. Todo un descubrimiento, un vino muy fino y elegante, diferente, con personalidad. Se trata del primer Tokaj seco, uno de los pocos.

    Macán Clásico 2012: elaborado por la Bodega Macán en la Denominación de Origen Rioja elaborado con uva Tempranillo. Un vino de calidad que puede mirar de tú a tú a los grandes vinos en Rioja.

    Alión 2012: se trata del único vino que elabora la Bodega Alión en la Denominación de Origen Ribera del Duero con uva Tempranillo. Un vino en plenitud, de gran finura y elegancia.

     Pintia 2011: Se trata del único vino que elabora la Bodega Pintia en la Denominación de Origen Toro con uva Tinta Fina. Un vino con proyección, que se encuentra en plena juventud, le falta pulirse un tiempo en botella.

    Estos cuatro vinos se encuentran a la venta en las tiendas de Bodega Santa Cecilia, tanto físicas como online.

    Fue un evento memorable.

  • Manuel Louzada: "Todavía hay gente que piensa que los vinos de Toro son de cuchillo y tenedor"

    Manuel Louzada, Bodega Numanthia

    Ha trabajado en bodegas muy diferentes por todo el mundo y se ha traído esa gran experiencia hasta Toro, donde ha conseguido vinos de 100 puntos Parker (Termanthia 2004). Manuel Louzada, enólogo y director de la Bodega Numanthia, asegura que, a pesar de realizar uno de los mejores vinos tintos de España, todavía hay consumidores que desconocen la riqueza de su terruño y piensa que los vinos de Toro son "de cuchillo y tenedor"

    - Nació en el seno de una familia dedicada desde hace cuatro generaciones a la vitivinicultura. ¿Cuál es su primer recuerdo de niño en relación con el vino?

    - Hay dos recuerdos que siempre tendré presentes. Cuando tenía unos 5 años mi abuelo me llevaba a visitar la bodega durante la vendimia y todavía se me pone la piel de gallina cuando siento el olor de uvas recién cosechadas y de los aromas típicos de la fermentación de los mostos. Además, a esa misma edad, fue también mi abuelo el que me hizo catar por primera vez un vino espumante de Bairrada, región en la que nací y crecí, y nunca olvidaré las sensaciones de esa primera experiencia de cata.

    - ¿Qué se ha traído, enológicamente hablando, de su estancia en Argentina entre 1999 y 2009?

    - Para mí la enología siempre ha sido un increíble ejercicio creativo en el que se combina el conocimiento científico con el conocimiento empírico. Es además un ejercicio continuo de aprendizaje, de humildad, en el que se va acumulando experiencia, pero también de evolución que, estoy convencido, se debe reflejar en los vinos que elaboras. Este tiempo pasado en Argentina en el que elaboré Espumante, (puedo asegurar que después de haber elaborado Oporto fue un ejercicio de enorme aprendizaje al lado de muy buenos enólogos), y después grandes vinos como Terrazas de los Andes y Cheval des Andes, que me ayudaron a entender que para la elaboración de cada vino debíamos entender la importancia de los diferentes terruños en Argentina, cuáles eran los factores críticos para definición cualitativa de cada variedad, la fecha más adecuada de cosecha y después la técnica de elaboración y envejecimiento más adecuada para cada una de ellas.

    Todo este aprendizaje y experiencia me ha sido de gran utilidad desde que he llegado a Toro, región en la que he intentado expresar las características únicas de nuestro “terroir” pero con una imagen particular gracias al aprendizaje que he ido acumulando en mi vida.

    - Usted ha viajado por gran parte del mundo trabajando para bodegas muy diferentes, ¿entiende los vinos españoles de otra manera por ello?

    - No se si entender es la palabra más adecuada, pero, como mínimo, veo los vinos españoles de forma diferente. El hecho de viajar por todo el mundo, y éste es un ejercicio que recomiendo a todos los jóvenes enólogos, te permite estar expuesto a lo que se hace en otras partes a nivel de estilo, de técnicas de elaboración y hasta de las preferencias de consumidores completamente diferentes. Cuando viajo o cato vinos de otras regiones, desde países más tradicionales a regiones que elaboran vino más recientemente, siempre los miro de forma muy positiva buscando características interesantes que me pueden dar nuevas ideas o servir de inspiración para los vinos que quiero hacer.

    - ¿Cómo vivió heredar la responsabilidad de seguir elaborando unos vinos en ese momento tan reconocidos e importantes después de la compra de LVMH a la familia Eguren?

    - Lo cierto es que me encantan los desafíos y no podía pensar en un desafío más interesante que intentar dar continuidad, añadiendo mi propia visión y experiencia, a la elaboración de grandes vinos como Termes, Numanthia y Termanthia. También es cierto que cuando vine por primera vez a la bodega en el 2008, visité los increíbles viñedos, pude conocer la razón del nombre de la bodega y de los vinos y participé en la elaboración del assemblage del Termanthia, Numanthia y Termes 2006, me enamoré del vino de Toro y supe inmediatamente que quería seguir haciendo estos grandes vinos.

    Para mí, los vinos excepcionales lo son siempre durante toda su vida y además te seducen a través del olfato pero te dan placer en la boca…, así son los vinos de Toro. Además no me puedo quejar, siempre que siento la presión de tener que hacer un vino excepcional, bajo a la sala de barricas y vuelvo con una sonrisa en los labios. No puedo olvidar que soy el único afortunado que puede catar Termanthia cuando lo cree conveniente…

    - ¿Cómo se consiguen vinos elegantes y refinados procedentes de un suelo de arena y piedra con un clima extremo?

    - Antes que nada me gustaría comentar que estoy convencido de que Toro es una región única, por su significativa superficie de viñedos viejos sin injertar, y en la que se pueden elaborar de los mejores vinos del mundo. Hasta no hace mucho tiempo no se sabía interpretar adecuadamente toda la potencia y concentración que se siente ya en las uvas y se usaban técnicas de elaboración que llevaban a vinos que podríamos definir como rústicos.

    Lo que he podido aprender durante estos 5 años en Toro es algunos puntos clave en los que debemos poner toda nuestra atención para conseguir vinos con un equilibrio entre concentración y elegancia. El primero, es el equilibrio entre la cantidad de hojas (canopia) y el número de racimos ya que nos tenemos que asegurar que se completa perfectamente el ciclo de madurez. Esto es algo que se hace en todo el mundo, pero que en el caso de Toro, por las condiciones extremas, es crítico. El segundo es el seguimiento de la madurez mediante cata de la uva y la decisión de la fecha de cosecha una vez que se ha alcanzado la madurez fenólica sin perder la frescura de la fruta. He podido comprobar que en la región hay una intervalo de unos 3 a 5 días para cosechar en el momento ideal, por lo que visito cada viñedo cada 2 o 3 días.

    Por último, una filosofía de elaboración muy precisa en la que debemos extraer de la uva lo que pretendemos tener en el vino y no todo lo que la uva nos puede dar. De ahí que es muy importante hacer maceración a frío, cuando se alcanza la mitad de la fermentación disminuir el ritmo de la extracción, para Numanthia y Termanthia elegir perfectamente la distribución de barricas en función de las características de cada añada, hacer la fermentación malo-láctica después del Invierno…, lo siento pero no puedo contar todos los secretos…

    - De Termanthia sólo se producen alrededor de 6.000 botellas al año. ¿Uno de los secretos de la gran calidad de este vino reside en su escasa producción o usted cree se pueden hacer grandes vinos con producciones medias/altas?

    - En nuestro caso particular, solo podemos hacer hasta 6.000 botellas porque tuvimos la enorme fortuna de encontrar el viñedo Teso los Carriles, plantado entre 1870 y 1890, que apenas tiene 4,78 has y un rendimiento de unos 1.600 Kg/Ha. Ojalá la superficie de Teso los Carriles fuera más grande, pero ya somos extremadamente afortunados por cuidar de este viñedo. Para mí, hay pocos lugares en nuestro planeta en los que se reúnen condiciones perfectas para elaborar vinos únicos y, sin duda, Tesos los Carriles es uno de ellos. Sin embargo,  creo que también debemos tener en cuenta que hay algunos ejemplos por todo el mundo en los que se elaboran vinos de gran calidad, en mayor cantidad, en regiones tan privilegiadas como la nuestra.

    - En España, ¿sabemos vender nuestros vinos fuera?

    - Siempre he admirado España por la capacidad de poder ofrecer vinos de alta calidad más tradicionales, de regiones como La Rioja, Jerez y Ribera del Duero, a la que vez que de regiones más pequeñas, de muy alta calidad y con un estilo particular, que suelo definir de la siguiente forma: con un mejor equilibrio entre la expresión del terruño y la impresión del enólogo. En este caso encontramos regiones como Toro, Bierzo, Priorato, Jumilla,… Una vez que conseguimos vinos así, con personalidad única y buena relación calidad/precio, creo que en el largo plazo debemos seguir concentrándonos en la elaboración, desarrollo y venta de vinos embotellados de más alto precio y en menor medida en la venta de vinos a granel.

    Además, debemos aprovechar el gran reconocimiento de ha tenido la cocina española, el consecuente creciente número de restaurantes de alto y muy alto nivel y el interés de los consumidores para presentar nuestros vinos afuera.

    - Está claro que Toro es una zona de prestigio entre los entendidos y profesionales, pero ¿cree ha explosionado ya a nivel del consumidor? ¿Qué cree que falta por hacer en ese sentido?

    - Una vez que un vino de Toro, el Termanthia 2004, formó parte del selecto grupo que ha tenido 100 puntos, un vino perfecto, según el Sr. Robert Parker (el periodista de vino más influyente), que el Termes haya sido 2º y 3º en el Top 100 del WineSpectator (la revista más importante de vino) y que Numanthia haya sido reconocido como uno de los 10 mejores vinos de España, todo esto ha ayudado a llamar la atención hacia región. A todo el trabajo que hemos hecho con nuestros vinos nos ha acompañado el esfuerzo de algunos otros de renombre, que también han ayudado a construir la imagen de pequeña región donde se producen grandes vinos.

    De todas formas, por parte del sector vitivinícola, si queremos que el reconocimiento de la región siga creciendo, todas las bodegas debemos ser muy consistentes en hacer vinos tintos, principalmente, de muy alto nivel. En lo que se refiere al consumidor, sin embargo, aún no se ha llegado al reconocimiento completo de Toro. Todavía hablo con gente que sigue con el paradigma de que los vinos de Toro son “vinos de cuchillo y tenedor” y que se queda sorprendida cuando cata nuestros vinos. Por ello creo que hay una gran oportunidad de, con una comunicación clara, ayudar al consumidor a conocer la región, quizás visitándola, y conocer el tesoro increíble que aquí se encuentra: viñedos que permiten elaborar vinos tintos increíbles.

    - ¿Compraría usted vino a través de Internet en una tienda online?

    - Sin duda. Hoy en día lo hago cuando tengo dificultades en encontrar un vino particular de una determinada añada. Aunque también me encanta tener la posibilidad de intercambiar ideas con un buen profesional en una tienda ya que puede brindar, en ocasiones, recomendaciones sorprendentes.

    - ¿Hay algún vino que aún no haya probado y que le gustaría probar?

    - Demasiados… Desde mis comienzos estoy convencido de que el mundo del vino es un mundo de diversidad además de en permanente evolución ,así que siempre me quedará mucho por degustar.

  • Te presentamos algunos de los vinos más caros de España

    vinos mas caros espana

    Son vinos procedentes de bodegas de baja producción pero de alta calidad, la mayoría tienen muchos puntos y destacados premios que aumentan su prestigio, y son algunos de los vinos más caros de España, si bien ninguno está entre los 100 más caros del mundo.

    Pingus. Aunque en Bodega Santa Cecilia puedes comprar el hermano pequeño de la bodega, es decir, el Pingus PSI 2010 por menos de 30 euros, lo cierto es que el precio medio del Pingus ronda los 1.000 euros y por algunas añadas se están pagando más de 10.000 euros por botella. Pingus pertenece a un ingeniero agrónomo danés y está ubicado en la D.O de Ribera del Duero. Una curiosidad: la mayor parte de las botellas de su añada de 1995 (98 puntos Parker) que viajaban rumbo a Estados Unidos se perdieron en el mar al hundirse el barco que las transportaba, reposan en el fondo marino cerca de las Islas Azores.

    La Faraona. Una de las marcas de la bodega Descendientes de J. Palacios. Su producción es ínfima: un barril al año. Su escasez explica, en parte, su elevado precio: alrededor de 700 euros. Lo elaboran Álvaro Palacios (a quien ya entrevistamos en el blog de Santa Cecilia) y su sobrino Ricardo Pérez Palacios, quienes poseen 15 hectáreas de viña en el Bierzo repartidas en parcelas a diferentes escalas de altitud. De los mismos elaboradores, aunque con distinta marca, podremos encontrar distintas referencias como Terrases (Priorato) LINK o Pétalos del Bierzo (LINK), recientemente premiado por Parker.

    L’Ermita. Desde el Priorat, Álvaro Palacios marcó tendencia con este vino elaborado con uvas garnacha y cariñena en apenas 35 hectáreas de viñedo. Su precio varía según la añada pero oscila entre los 600 euros y los 800 euros.

    Vega Sicilia. Todo un clásico del vino español y el más reconocido internacionalmente. Su precio varía mucho según la añada, pero como media ronda los 200 euros. Mantiene siempre su elevada categoría aunque ello suponga no embotellar vino de Vega Sicilia Único si la calidad no es la requerida para la marca. En Santa Cecilia puedes encontrar una gran variedad de botellas de Vega Sicilia.

    Pesus. Este vino de Ribera del Duero presume de su gran capacidad de guarda (unos 20 años) y su precio ronda los 300 euros por cada botella (en Santa Cecilia puedes adquirir un Pesus de 2005 por 295 euros). Lo elabora desde 1992 la Bodega Hermanos Sastre con métodos tradicionales y ecológicos.

    Cuestión aparte son los precios que pueden alcanzar los vinos en las subastas. Aunque parezca increíble por una botella de Vega Sicilia Único de 1990 se pagó en una subasta de Christie’s nada menos que 50.000 euros; aunque el récord mundial lo tiene una botella de ChâteauLafite Rothschild, elaborado en Burdeos (Francia), adquirido por 166.000 euros también en subasta.

    ¿Conoces algún otro vino tan caro como éstos? ¿Los has probado? Déjanos tu opinión

  • Álvaro Palacios: “Los vinos que he probado hasta ahora de viñedos chinos son infumables”

    alvaro palacios

    Alvaro Palacios (Alfaro, 1965) es el enólogo fundador de la bodega que lleva su nombre. Procede de una gran saga familiar de La Rioja y ha llevado su nombre hasta el Priorat, en Cataluña, donde intuyó que se podrían realizar grandes vinos.

    Una prestigiosa bodega francesa está desarrollando viñedos en China pero él asegura que los que ha probado hasta ahora “son infumables” y lo considera más que otra cosa como “un negocio y un reto del ser humano”.

    - Usted nació casi encima de una tolva, ¿este hecho le marca a uno para toda la vida?

    - Nací en la casa de la familia donde todavía reside nuestra madre. Siendo una construcción de bodega de los años 40 la casa siempre se encontraba en la parte superior de la bodega por eso siempre utilizo esta expresión  en el primer piso de abajo estaba la entrada de la vendimia y es como haber nacido encima de la uva de la tolva aunque fuera en el mes de marzo. La verdad que haber nacido y vivido toda la niñez y adolescencia en una bodega, marca toda la infancia. El flashback de mi vida siempre es el aroma del vino en los depósitos de cemento, en los foudres y barricas, todo ello en la misteriosa oscuridad y el frío de la bodega.

    - Para saber de vinos, ¿es necesario estudiar en Francia o California?

    - El gran vino clásico de Francia fue la inspiración de mi pasión incesable por hacer grandes vinos, es el único país donde se ha respetado  el origen, la tradición y la grandeza de  viñedos mitológicos.

    - ¿Por qué siendo de La Rioja fundó la bodega que lleva su nombre en el Priorat?

    - Durante mi época de preparación internacional observaba España desde una perspectiva muy lejana, desde fuera intuí las oportunidades de regiones vitivinícolas en una decadencia incesante  que también produjo en mí el reto de ayudar en la recuperación de la grandeza de los viñedos de España.

    - Se ha manifestado reiteradamente en contra de introducir variedades foráneas de uva frente a las autóctonas de cada zona vinícola, ¿por qué?

    - Yo también he utilizado variedades foráneas, pero los años de experiencia en el campo, me ha enseñado que la mejor viticultura ya estaba establecida. La afinidad en el entorno de las variedades autóctonas de cada región son un patrimonio de incalculable valor. La tradición vitícola en el viejo mundo es tan antigua que en la mayoría de los casos la viticultura autóctona y tradicional se ha establecido en cada lugar tras experiencias  variantes incluso asumiendo cambios de ciclos climáticos. Y lo mejor, no es que solo se refleje en el buen comportamiento de la vid en sus lugares históricos si no sobre todo en el gran sentido , identidad y belleza de los vinos en la copa.

    - ¿Qué recuerdos de niñez y familiares tiene alrededor del vino?

    - El entusiasmo de mi padre cuando cataba los vinos nuevos.

    - El terruño y la espiritualidad de las zonas vinícolas, ¿que son estos conceptos para usted?

    - La vida se divide en lo natural y en lo divino,  muy pocos vinos traspasan lo natural, muy pocos vinos abren la puerta de tu alma, generalmente solo se encuentran en el viejo mundo y son  muy pocos viñedos donde las circunstancias históricas y naturales se convierten en algo divino, un capricho de las tradiciones y los misterios de la naturaleza.

    - Una prestigiosa bodega francesa está desarrollando un viñedo en China, ¿qué le parece la idea?

    - Solo será un negocio y un reto del ser humano por demostrar su capacidad y desarrollar su ambición, los vinos que he probado hasta ahora son infumables.

    - Últimamente se escucha mucho que “La clave para salir de la crisis es la exportación”, ¿está de acuerdo?

    - La clave para salir de la crisis depende de la pasión con la que vivas lo que haces.

    - ¿Qué vino de fuera de España recomendaría?

    - Chateau Rayas 1989 y si no lo encuentra, pues un 2000

    - ¿Qué piensa puede hacer el sector para conquistar al público juvenil?

    - Hacer vinos muy buenos para que cuando llegue la edad tradicional de beber vino, se enamoren de la gran verdad y la deliciosa magia de esta bebida milenaria.

    - De todos sus vinos,  ¿cuál es su ojito derecho?

    - Como me contestó un día el gran Alejandro Fernández, los vinos son como los hijos: unos buenos y  otros mejores, ¡jajaja!

    - ¿Por qué brindaría ahora mismo?

    - Por la familia Santa Cecilia

    - Eso está hecho. ¡Un brindis también por la familia Palacios!

  • Dos nuevas Rutas del Vino en España: Rueda y Txacolí

    Ruta Vino Rueda

    En España existen 20 rutas del vino certificadas gracias a la reciente incorporación (25 de febrero) de la Ruta del Vino de Rueda y la Ruta del Txacolí. Para poder pertenecer al selecto club de Rutas del Vino de España, promovido por ACEVIN y TURESPAÑA, se exige que los establecimientos turísticos y las bodegas cumplan con un alto nivel de calidad.

    Próximamente se va a publicar una guía turística en castellano y en inglés que describe las 20 rutas: los territorios que abarcan, los comercios, bodegas y establecimientos hosteleros más destacados de cada una de ellas, la cultura del vino, etc. Mientras tanto, vamos a conocer un poco más sobre las dos nuevas rutas del vino con las que cuenta nuestro país:

    Ruta del Vino de Rueda. Sorprende que a estas alturas todavía no hubiera una ruta del vino certificada que recorriera el territorio donde se produce uno de los blancos más conocidos de España. En Rueda, la tradición del vino se remonta al siglo XI nada menos. La ruta está formada por 13 municipios e incluye comercios, restaurantes, alojamientos y, por supuesto, bodegas, algunas de ellas subterráneas. Entre las bodegas que se pueden visitar en esta ruta destacan Protos, Yllera y Prado Rey. Además de visitar las bodegas, se pueden recorrer algunas localidades llenas de arte y patrimonio como Medina del Campo, Olmedo, Tordesillas y ¡Rueda! En Bodega Santa Cecilia puedes encontrar una gran variedad de vinos de Rueda.

    - Ruta del Txacolí. ¡Más blancos! El Txacolí es un vino ligero, afrutado, refrescante y ligeramente espumoso que se elabora en el País Vasco desde el siglo IX. El significado de Txacolí sería, según algunos estudiosos, “vino de caserío” o “vino elaborado en el caserío”. Actualmente existen 90 productores oficiales de este vino, algunos de los cuales puedes probar en Santa Cecilia, que generan 2,2 millones de botellas al año. La Ruta del Txacolí incluye 5 bodegas, otros tantos restaurantes, comercios y numerosos alojamientos rurales ubicados en la comarca de Aiaraldea en el nordeste de Álava. Además de disfrutar de este estupendo vino y de la fantástica gastronomía de la zona, podemos recrearnos la vista con el bello paisaje de valles y montañas que recorre esta ruta. Si quieres probar el Txacolí, en Santa Cecilia te ofrecemos 

    Para los que queráis conocer algo más de la ruta del Txacolí, os dejamos este vídeo:

  • Bodegas submarinas. Vinos que envejecen en el fondo del mar

    Vinos en el fondo del mar

    ¿Te imaginas ponerte el traje de buceo, coger una llave y sumergirte en el mar Mediterráneo, frente a la Costa Brava, o en el Pacífico, en la costa de Chile, para abrir un cofre del tesoro que guarda en su interior botellas de vino? Después basta con que salgas a la superficie y lo degustes ya fresquito…

    Toda una experiencia enoturística original y divertida que se puede realizar en varias bodegas como por ejemplo en Chile, gracias a la Bodega Viña Casanueva, o más a mano en España a través de la empresa Terramar.

    La idea de envejecer el vino dentro del mar es relativamente novedosa y surgió al descubrir que el vino de las botellas halladas en navíos hundidos había envejecido de una forma diferente a como lo hace en tierra pero igualmente adecuada. El vaivén del oleaje marino, la humedad y temperaturas constantes, la ausencia de luz y de ruido, así como la salinidad aportan al vino una vía excelente para su conservación y envejecimiento.

    Por este motivo, la Bodega “Viña Casanueva” de Chile envejece un año sus tintos y seis meses sus blancos a unos 20 metros en el fondo del Océano Pacífico central. Algunas de esas botellas de vino chileno son llevadas al Mar Mediterráneo, donde la empresa Terramar las sumerge en la cala Llevadó para que los buzos que lo deseen puedan participar en una actividad enoturística original y diferente.

    Pero la chilena no es la única bodega que sumerge sus vinos en el fondo del mar. También lo hacen, o lo han hecho, la Bodega Mira en el Puerto de Charleston (Carolina del Sur), la bodega italiana Bisson en la costa de Génova, Chateau Larriyet-Haut-Brion de Francia en la costa atlántica de Cap Ferret, y ya en España la Bodega Crusoe Treasure zambulle cada año nada menos que 20.000 botellas a 20 metros de profundidad en la Bahía de Plentzia (Vizcaya), Bodega Vinos Tendal sumerge sus botellas en La Palma, la Bodega Vallobera en la bahía de San Carlos de la Rápita (Tarragona), las Bodegas Luis Pérez de Jerez en Conil de la Frontera (Cádiz) así como Bodegas y Viñedos Raúl Perez en Pontevedra. De esta última bodega se pueden adquirir en Santa Cecilia otros vinos como Ultreia de Valtuille.

    ¿Cómo es el vino procedente de estas bodegas submarinas? Según los expertos, son vinos más suaves, redondos, con mayor intensidad cromática y aromática, de sabor intenso y con notas distintivas aportadas por un punto de salinidad y buqué mineral.

    En este vídeo puedes ver cómo son las cavas submarinas de Chile

  • Famosos que se apuntan a la moda del vino

    FranciscoRivera   JuanEchanove

    Algunos de corazón y otros por glamour, lo cierto es que son muchos los famosos que se han apuntado a la moda del vino durante los últimos años. Deportistas, cantantes, actores, directores, toreros, presentadores y diseñadores. Hacemos un repaso de los famosos, tanto nacionales como extranjeros, que poseen bodega propia o son accionistas de alguna de ellas:

    Brad Pitt y Angelina Jolie. Desde 2008 son propietarios de Chateau de Miraval, un castillo y bodega situado en la Provenza francesa. Su Miraval Blanc es un vino blanco de cultivo ecológico. La Bodega es uno de los ejes de sus acciones solidarias a través de subastas benéficas.

    Bob Dylan. El cantautor produce vinos en la región adriática de Le Marche. Muchos de sus vinos llevan nombres de sus canciones y discos más famosos, como Visions of Johanna y Planet Waves.

    Depardieu. El actor francés es bodeguero desde hace treinta años. En 1989 compró el Chateau de Tigné y sus 25 hectáreas de terreno, donde elabora más de 350.000 botellas anuales repartidas en 11 marcas distintas. Incluso ha llegado hasta España, donde comparte proyecto con el bodeguero Bernard Magrez. En la D.O. de Toro elabora el vino Spiritus Sancti.

    Francis Ford Coppola. Su bodega Niebaum-Coppola Estate Winery se encuentra en el condado de Sonoma, en California. Es una de las más visitadas del mundo. Con la viña convive un museo iconográfico para los fans del director donde se pueden ver vestuarios y atrezzo de sus películas así como sus cinco premios Oscar.

    Andrés Iniesta. Desde 2010, Bodega Iniesta elabora vinos en Fuentealbilla, Albacete, bajo la D.O Manchuela. 120 hectáreas de viñedo con variedades autóctonas e internacionales. La bodega también cuenta con un restaurante en el que sirven los vinos de la casa: Corazón Loco y Finca El Carril.

    Antonio Banderas. Desde 2009, el actor posee el 50% de la Bodega Anta Banderas situada en Villalba de Duero, Burgos. 200 hectáreas de viñedo propio en la Ribera del Duero. El malagueño se ha convertido en el principal embajador de este vino en Estados Unidos, concretamente en Miami, hacia donde viajan la mayor parte de las exportaciones.

    Carlos Falcó. Partiendo de una tradición agraria varias veces centenaria, Carlos Falcó hace el camino contrario:  siempre se dedicó a mundo del vino y es una figura imprescindible en la gran familia del vino español.  El se propuso convertir la marca ‘Marqués de Griñón’ en símbolo de excelencia para el vino y el aceite de oliva. Y ahí sigue desde sus dos pagos: Dominio de Valdepusa, la primera finca española en recibir el reconocimiento de una D.O. de pago, situada en Malpica del Tajo (Toledo), y El Rincón, en la localidad madrileña de Aldea del Fresno.

    Julio Iglesias. Es uno de los principales accionistas de la Bodega Montecastro, ubicada en la Ribera del Duero.

    Francisco Rivera. El torero es accionista de la Bodega Liba y Deleite, cuyos vinos se producen bajo las Denominaciones de Origen Ribera del Duero y Toro.

    Emilio Aragón. Desde 2002, el presentador es accionista de una bodega en La Guardia, Toledo, se llama Martúe y cuenta con la distinción de Pago.

    Roberto Verino. Desde principios de los noventa, el diseñador de moda es también el creador de los vinos Terra do Gargalo, dentro de la denominación de origen de Monterrei, en Verín y su comarca. Cuenta con ocho hectáreas de viñedos.

    Amaya Arzuaga. Las bodegas Arzuaga Navarro, propiedad de la familia de la diseñadora de moda, se encuentran en la localidad vallisoletana de Quintanilla de Onésimo, en plena Ribera del Duero. Fundadas a principios de la década de los 90, la diseñadora colabora directamente con el negocio y ha dado nombre a uno de sus vinos.

    Juan Echanove. El actor es socio de una bodega en Ribera de Duero que elabora Cinema, un vino 100% tempranillo con 12 meses en barrica francesa y americana.

    Alfonso Cortina. Gran aficionado al mundo del vino, Alfonso Cortina es el propietario de la
    Bodega Pago de Vallegarcía ubicada en una finca de caza y recreo en Retuerta del Bullaque, Ciudad Real. Alfonso Cortina tiene aquí una de las mayores colecciones de vino que hay en Europa.

    En España también Joan Manuel Serrat (Mas Perinet), Bertín Osborne (propietario de la Bodega Conde del Donadío), Miguel Bosé (Casalobos) y Carlos Sainz (Pegasus) se encuentran entre los famosos que se han lanzado al mundo del vino. Fuera de nuestras fronteras, Roberto Cavalli, (Cavalli Selection y Cavalli Collection), Olivia Newton John (Koala Blue), Sting (Tenuta del Palagio) y David Beckam (Chateau Posh), son otros de los personajes más conocidos que han sucumbido también al encanto del vino.

    En Bodega Santa Cecilia puedes comprar algunos de estos vinos Acontia (Francisco Rivera), Martúe (Emilio Aragón), Cinema (Juan Echanove), Summa Varietalis y El Rincón (los dos últimos de Carlos Falcó)

  • Alejandro Fernández: "Afortunadamente, cada vez se valora más al vino español"

    alejandro fernandez

    Tiene más de 80 años y no para de recibir premios. Alejandro Fernández es fiel a la tradición familiar aprendida de su padre y asegura que el secreto de su éxito no es otro que el trabajo y la ilusión con que elabora sus vinos.

    - Recientemente ha recibido el premio Gran Zarcillo a la trayectoria profesional por su impulso a la renovación de los vinos en la Denominación de Origen Ribera de Duero. Sin Alejandro Fernández y Pesquera, ¿hablaríamos ahora de la D.O. Ribera de Duero tal y como la conocemos?

    - Creo que no sería lo mismo que ahora.

    - ¿Recuerda con qué edad se tomó su primera copa de vino?

    - De pequeño me daban pan con vino y azúcar. La primera copa de vino la tomé a los 11 años.

    - ¿Cuál es su recuerdo del día más importante o su momento mas querido de todos estos años dedicados al vino?

    - Para mí todo lo que ha pasado es como un sueño. Nunca pensé en llegar donde estoy ahora..

    - Cuando la mayoría de la gente está criticando el retraso en la edad de la jubilación usted sigue al pie del cañón con sus 81 años, ¿Cuál es su secreto?

    - El único secreto es el trabajo y la ilusión en lo que haces y estar seguro de ello.

    - ¿Qué ha cambiado en la forma de hacer vino y en este sector en general desde que usted empezó hasta ahora?

    - Yo sólo puedo hablar de mí, y sigo haciendo el vino como se hacía en mi pueblo desde hace muchos años.

    - Usted ha viajado por todo el mundo “vendiendo” sus vinos, ¿qué opinan fuera realmente de los vinos españoles?

    - Afortunadamente cada vez se valora más al vino español. Al Pesquera le llamaron el “Pètrus” de España.

    - De los vinos extranjeros, ¿cuál es su favorito?

    - El Chateau Lafite de Burdeos.

    - Pesquera no ha sufrido esta crisis, ¿cuál es el secreto de su marca?

    - El secreto es el trabajo y el cariño al cuidar el viñedo y hacer el vino.

    - ¿Qué puede hacer el sector del vino para captar al público joven español, que se inclina más por la cerveza?

    - Hay que enseñar a los jóvenes a beber vino con moderación. Los jóvenes, cuando beben cerveza se olvidan de la cerveza.

    - Pesquera está presente en las cartas de los restaurantes más prestigiosos, pero en España el consumo de vino en establecimientos de restauración se ha reducido en los últimos años. ¿Qué cree usted se puede hacer para recuperar ese segmento?

    - Hay que dar calidad. Pesquera se mantiene con todo su prestigio a pesar de las circunstancias y hace olvidar las penas y da vida y fuerza.

    - El enoturismo que está tan de moda, ¿sirve como forma de “educar” en la cultura del vino o es más bien una estrategia de marketing de las bodegas para dar a conocer su marca y vender más?

    - Yo creo que es una forma de acercar a la gente al mundo del vino y les hace apreciarlo más. Cada vez nos visitan más extranjeros porque mis vinos son conocidos en todo el mundo.

    - ¿Qué opina de la venta de vinos por Internet?

    - Me parece bien porque es una forma nueva de vender el vino.

    - Para terminar, si tuviera un político español en casa esta noche a cenar, ¿Cuál de sus vinos le serviría? ¿Y si fuera una actriz de Hollywood?

    - Siempre les daría un vino de tres años en adelante. Yo soy un amante de los vinos mayores porque nunca dan dolor de cabeza.

  • Manuel Muga: "Al año recibimos cerca de 20.000 visitas al Espacio Torre Muga"

    Manuel Muga Peña Manuel Muga Peña

     

    Con Manuel Muga Peña comenzamos una serie de entrevistas a prestigiosos bodegueros españoles. Tercera generación de Bodegas Muga, fundada en 1932 en el emblemático barrio de la Estación de Haro, Manuel Muga nos habla de su infancia, de su "orgullo" de pertenecer a una familia dedicada al vino y de las características que hacen peculiar esta Bodega.

    - Manuel, ¿qué recuerdo tiene de la primera vez que probó el vino?

    - Tengo un recuerdo muy vago pero fue con seis años en una comida familiar. En un despiste que tuvo mi padre le cogí su copa y de le di un trago. Cuando ya fui mayor me lo solía recordar.

    - Para elaborar un buen vino, ¿qué es para usted lo más importante?

    - Lo más importante es la materia prima, en este caso, la uva. Pero también es vital la habilidad del enólogo. Las dos cosas han de ir de la mano. Por poner un ejemplo, para hacer un buen plato de cocina se requiere una buena materia prima y el saber hacer del cocinero. Si falla alguna de las dos cosas el resultado no será el deseado.

    - Antes de trabajar en la empresa familiar, estuvo en el sector de los seguros y de los licores, ¿Cómo ha vivido el cambio y qué destacaría del mundo del vino?

    - Trabajar en otras empresas antes de incorporarme al negocio familiar fue muy positivo.  Tanto la experiencia que tuve en Mapfre como la que tuve en Diageo, en aquel entonces Angloespañola distribución, son inolvidables. Les tengo que estar muy agradecido porque me sirvió como formación y me dio la posibilidad de tener una visión más amplia de cómo trabajar en aspectos tan importantes  como la comunicación y la venta.
    Con respecto a que destacaría del mundo del vino, lo primero he de decir es que me considero un privilegiado. Por lo general, en las empresas familiares que estamos en el vino hay componentes como el prestigio, el sentirse orgulloso de algo que lleva tu firma, que hace que este mundo sea especial. No olvidemos que elaboramos o trabajamos para ofrecer un producto de disfrute.

    - ¿Cómo es trabajar con la familia?  ¿Qué consejo sobre el mundo del vino recuerda especialmente de los que le dio su padre?

    - Como todo en esta vida, tiene sus cosas buenas y sus cosas menos buenas, pero poniendo todo en una balanza hay muchas más cosas positivas. A pesar de ser la tercera generación, somos una familia bien avenida. Mi padre me dio muchos consejos pero sobre todo me dio un ejemplo de honradez y seriedad en el trabajo. Desde mi punto de vista estos valores son fundamentales en nuestro día a día y en el futuro a largo plazo de una empresa.

    Muga tiene tres toneleros y un cubero construyendo sus propias barricas y depósitos de forma artesanal, ¿qué le da de especial al vino el construir sus propias barricas?

    - Tener todo nuestro proceso de elaboración en roble, incluyendo nuestros depósitos de fermentación, de alguna manera nos obligo a tener nuestra propia tonelería dentro de la bodega. Esto, por un lado, nos permite disponer del personal que se encarga del mantenimiento y renovación de nuestros depósitos y, por otro lado, poder controlar todo el proceso de elaboración de la barrica, es decir, desde la calidad del roble que compramos, el tiempo de secado natural que le damos al roble (tener en cuenta que suele dejar secando unos dos años y medio) y al tipo de tostado que queremos dar a la barrica.
    Desgraciadamente el oficio de cubero prácticamente se ha perdido y nosotros lo mantenemos en nuestra bodega.

    - ¿Cuál de sus vinos es su ojito derecho y por qué?

    - Hablar de un vino en concreto es un poco injusto ya que, afortunadamente, todos nuestros vinos nos han dado muchas alegrías, pero si tuviera que destacar uno sería el Torre Muga. ¿Por qué? Porque lo lanzamos al mercado al poco de entrar yo en la bodega y es el vino que más éxitos internacionales nos ha proporcionado.  Mi padre y mi tío tuvieron la visión de negocio como para elaborar un tipo de vino de corte más moderno que nos permitió ampliar nuestro abanico de oferta que va desde el Prado Enea que es nuestro vino mas clásico hasta el Torre Muga pasando por el Muga que es un estilo que está a caballo entre estos dos vinos.

    - Bodegas Muga exporta actualmente sus vinos a 65 países, ¿hay algún mercado que se le resista? ¿En qué país cree que entienden mejor sus vinos?

    - Estamos muy bien posicionados en la gran mayoría de los mercados de referencia pero hay dos mercados que se nos resisten un poco. Uno es Japón y el otro la India. Aparte de España, los mercados que mejor entienden nuestros vinos por lo general son los anglosajones en especial Estados Unidos e Inglaterra.

    - Recientemente Bodega Muga ha sido incluida en los Highly Recommended de Wine Spectator, ¿qué peso tienen los premios, los reconocimientos, las críticas, la opinión de la prensa y los puntos Parker a la hora de vender y exportar?

    - Desde mi punto de vista, la trayectoria de la bodega es lo que más pesa, es decir, la imagen de marca que se consiga, pero es verdad que hay determinados mercados, como puede ser Estados Unidos, donde todavía los reconocimientos en forma de premios o puntuaciones ayudan mucho a la venta. También es verdad que normalmente influye más en vinos de reciente creación que en marcas consolidadas.

    - ¿Qué vino elegiría para una celebración muy especial, como una boda?

    - En nuestro caso elegiría nuestro Muga Selección Especial ya que considero que es un tipo de vino con el que llegas a mucha gente. Le suele gustar tanto al que aprecia el vino clásico como al que prefiere el estilo moderno.

    - En capitales como París, Milán o Viena es común tomar una copa de vino después de la cena  en vez de pedir un combinado, ¿por qué no sucede así en España? ¿Qué pueden hacer las bodegas para conquistar ese segmento de ocio?

    - Es una buena pregunta pero no se cuál es la respuesta. Lo que sí tengo claro es que tenemos que seguir trabajando entre las administraciones y las bodegas para potenciar más la cultura del vino que tan importante fue en nuestro país y que se ha ido perdiendo, aunque parece que los últimos años, poco a poco, se está recuperando. Por poner un ejemplo, el enoturismo en España está en auge y cada vez se reciben más turistas en las bodegas con ganas de disfrutar y de aprender sobre el vino.

    - Efectivamente, muchas Bodegas luchan hoy día por hacerse un hueco en el pujante sector del enoturismo, ¿qué ofrece de diferente el Espacio Torre Muga al visitante?

    - Además de la visita a la bodega, el Espacio Torre Muga ofrece distintas alternativas tales como visita al viñedo, cursos de cata, viajes en globo, Wine bar, sala de reuniones.
    Tenemos a un equipo humano preparado para enseñar la bodega e intentar transmitir la filosofía de trabajo de Muga. El tener todo el proceso de elaboración en roble, tener nuestra propia tonelería, trabajar de una forma artesanal, le da una calidez especial a la bodega  y hace que el turista se lleve un grato recuerdo de Bodegas Muga. Al año recibimos cerca de unas 20.000 visitas. Ésta es una de las maneras que tenemos de colaborar en potenciar la cultura del vino.

    - Muga es de las bodegas mejor posicionadas en redes sociales, ¿qué ventajas obtienen al estar presentes en Twitter, Facebook y Youtube?

    - Somos una empresa bastante activa, hacemos muchos eventos tanto dentro como fuera de la bodega y estos medios nos permiten mantener el contacto y comunicar todo lo que hacemos a nuestros seguidores.

    - ¿Cuál es el canal nacional de venta más importante para usted?

    - El canal de distribución mas importante para Bodegas Muga sigue siendo el de hostelería aunque es verdad que debido a la crisis la restauración está sufriendo bastante y que parte de estas ventas se han desplazado a las tiendas.

    - ¿Qué opina de la venta de vino por Internet?

    - Es una herramienta de venta que esta en auge, y aunque nosotros como empresa no la utilizamos, nuestros clientes cada vez la utilizan más.

    - Defínanos la filosofía de Muga y cual son sus principales señas de identidad.

    - Elaborar vinos de calidad que prestigien la marca que, a la vez, es nuestro apellido familiar. Por supuesto, no nos podemos olvidar de la rentabilidad del negocio, pero en nuestro caso las decisiones financieras que tomamos son a largo plazo, no a corto, algo fundamental para hacer bien las cosas y apostar por la calidad.
    Ser empresa familiar es una de nuestras señas de identidad. Como he dicho antes, en nuestra familia el estar orgullosos de que lo que hacemos, de lo que ofrecemos a nuestros clientes es fundamental. Por otro lado, nuestros elementos diferenciadores es tener todo el proceso de elaboración en roble, tener nuestra tonelería propia ( algo único si tenemos en cuenta que disponemos de cuberos) y, por lo general, mantener una forma de trabajar artesanal. Siempre decimos que nos gusta mantener la tradición pero sólo aquella que merece la pena y que aporta calidad en el proceso de elaboración de nuestros vinos.

9 producto(s)

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en Política de privacidad