Bienvenido a nuestra tienda online

¿Eres mayor de 18 años?

Mi carrito

0

Archivo por meses: noviembre 2016

  • D.O. Campo de Borja: modernidad y tradición de Aragón.

    1355936098072

    .

    Hoy viajamos a una Denominación de Origen menos conocida que otras más tradicionales, pero que no por ello nos va a dejar indiferentes. Es la D.O. Campo de Borja, que durante los últimos años ha experimentado una verdadera revolución tecnológica, gracias a los esfuerzos de prestigiosos enólogos y de un inteligente trabajo en el viñedo.

    .

    La zona de producción de Campo de Borja se encuentra al noreste de la provincia de Zaragoza, en la comarca que lleva su nombre, formada por 16 municipios y alrededor de 15 bodegas inscritas.

    .

    Es una zona situada entre los 350 y los 700 metros de altitud, con ricos suelos calizos, que disfruta de clima continental y lluvias de unos 400mm anuales.

    .

    Distinguimos 3 zonas:

    .

    Zona Baja: hasta los 450m. Se trata del área de maduración más temprana, que produce vinos mas cálidos, potentes y muy aromáticos. Son suelos pardos calizos, localizados en la zona de Pozuelo de Aragón, Magallón, etc.

    .

    Zona media: hasta los 550m. Es la zona con mayor número de viñedos, de laderas moderadas y muy soleadas, que dan lugar a vinos intensos, complejos y muy estructurados. La encontramos en el afluente del Ebro, Ainzón, Fuendejalón, etc.

    .

    Zona alta: hasta los 700m de altitud. Corresponde a las zonas más elevadas de Fuendejalón, Ainzón o las estribaciones del Moncayo. Dan lugar a los vinos mas finos y elegantes de la zona.

    .

    La producción es muy variada. Va desde los vinos tintos jóvenes, crianzas, reservas y grandes reservas, hasta los rosados y blancos, pasando por los cavas, mistelas y moscateles.

    .

    En todos lo que los define es su fuerza y personalidad, siempre respetando el dominio de aromas frutales y también destacar su más que interesante relación calidad-precio.

    .

    Pero más allá de la teoría, lo que verdaderamente merece la pena es probarlos. Estos son 3 buenos exponentes de los vinos de Campo de Borja, que os invitamos a conocer y compartir. Dos de ellos corresponden a la variedad Garnacha, que es nuestra preferida dentro de la zona pues da como resultado vinos sabrosos que alcanzan gran complejidad y calidad y un tercero combinado con Syrah muy interesante:

     

    BORSAO 3 PICOS (Garnacha)

    .

    Viñedos de unos 40 años.Tiene un color cereza picota muy intenso y con tonos morados. En nariz aparece una gran concentración de aromas de frutas rojas maduras, con matices florales típicos de la variedad. En boca es un vino rico y bien estructurado, que nos trae sabores de moras, fresas y tonos de cuero, vainilla y ciruelas. Perfectamente conjuntado, con un tanino dulce y agradable, que nos lleva hasta un final sedoso, largo y equilibrado.Marida con carnes guisadas, asados de ternera o cerdo.

    .

    FAGUS 2013 (Garnacha)

    .

    Color cereza intenso, medio cubierto de capa con ribete rubí, lagrima bien marcada, densa y lenta en su descenso. Aromas golosos con toques lácteos y de pastelería donde sobresale el chocolate y algo de tofee. En boca tiene un ataque muy suave, meloso y elegante, taninos totalmente integrados con el alcohol y la madera, postgusto larguísimo y final amargoso muy agradable. Marida muy bien con cerdo estofado, caza menor, caza mayor y quesos de oveja

    .

    PRADOS PRIVEE (Syrah + Garnacha)

    .

    De intenso color púrpura y frescos aromas a tomillo y romero impregnados de los Prados cercanos. En paladar se presenta con gran amplitud, pura fruta madura: sedoso, sabroso y denso. Se condimenta con suaves toques especiados procedentes de su paso por barrica, equilibrado y con buena acidez. El acabado es largo y generoso. Podemos maridarlo con estofados de cordero, chuletón a la brasa o caldereta de langosta.

    .

    Fuente foto: spaininfo

     

     

     

  • Restaurantes veganos, maridados con buen gusto.

    Strogonoff-Vegetariano

    .

    Los restaurantes veganos tienen una gran ventaja y es que aunque la carne no la tocan si podemos comer con vino porque comer bien y cuidarse, es compatible con beber vino. Así que estamos de suerte.

    .

    En la cocina vegana este cuidado que se traduce finalmente en el plato, puede observarse a lo largo de todo el proceso, ya que estos restaurantes suelen comprar todos sus ingredientes en negocios cercanos y utilizar productos de la zona (Kilómetro cero). Además, siempre que pueden emplean frutas y verduras de temporada.

    .

    Desde hace tiempo, las grandes ciudades como Madrid, han ampliado su oferta gastronómica con este tipo de platos, que van desde lo puramente orgánico hasta las versiones más saludables de los platos habituales de nuestra cocina.Las croquetas o hamburguesas libres de carne o tortillas de patata cuajadas sin huevo, son solo algunos ejemplos, sin perder nunca el buen gusto y gran calidad.

    .

    Estos son 3 restaurantes que no nos podemos perder, si nos apetece comer saludable y sorprendernos:

    .

    Vega             C/ Luna, 9

    .

    Este es uno de los restaurantes vegetarianos de referencia de la ciudad. Una oferta vegana, ecológica y casera, aderezada por un trato familiar y cercano, con precios más que razonables.

    .

    Imprescindible su lasaña de calabacín marinado, su patata asada con salsas o sus croquetas caseras. Para maridar tan suculentos bocados, recomendamos un gran cava como este Llopart Brut Nature. Un cava color amarillo pálido, burbuja abundante y persistente. En nariz predominan los aromas a frutas frescas y flores. En boca es seco, equilibrado y con buena persistencia. Es un tipo de vino que se puede combinar con un gran numero de alimentos: pescados, pastas, arroces y carnes ligeras. Ideal para experimentar con el.

    .

    VivaBurger        Costanilla de San Andrés, 16

    .

    De nuevo, ser vegetariano y amante de las hamburguesas, es compatible. En una cata ciega, puede ser difícil adivinar si sus hamburguesas son vegetarianas o no. Además de ensaladas y wraps, cuenta con menús internacionales, que dependiendo del día van desde el chino al italiano, ruso, chileno o árabe.

    Con esta variedad de sabores, probemos a combinarlos con un versátil rosado, como este Excellens Rose 2015. Vino con una luminosa capa rosa pálido. Nariz floral de muy fina fragancia. Desliza en boca con armonía, el sabor de fruta roja delicada se expresa como una caricia al paladar que recoge frescura con un fondo de privacidad comedida. Un rosado de gran elegancia.

    .

    La Hummusería          C/ Hernán Cortés, 8

    .

    Una vuelta de tuerca dentro de los restaurantes vegetarianos, dedicado enteramente al hummus en sus múltiples versiones y variedades. Más allá del clásico, elaborado con garbanzos, encontramos un delicioso hummus de almendras, de champiñones o de piñones. Además, podrás completar el menú con deliciosas ensaladas, tapas y postres.

    Probemos a maridar nuestro menú con un buen crianza, como este Viña Hermosa Crianza 2012. Crianza en barrica durante 15 meses. Rojo profundo con algunos tonos negros y con ribetes teja. Aromas a frutos rojos, toques de vainilla y con un fondo especiado. En Boca potente y equilibrado. Muy bien estructurado. Perfecto ensamblaje de roble con la fruta.

    .

    Fuente foto: Strogonoff Vegetariano

     

     

  • Vodkas con notas frutales, una moda dentro de la moda.

    images-1

    .

    A veces los sabores más puros como el vodka, tienen la tentación de sorprendernos con una nota de otro sabor. De un matiz más tangible, que lejos de disfrazar la pureza de este delicado destilado, le da un toque que nos lo asienta, nos lo hace más reconocible y terrenal.

    .

    Esto sucede cuando a un sabor neutro se le agregan toques de frutas, otorgándole ese matiz de frescura, de sabor reconocible y dulzura, que antes no tenía.

    .

    Estos son cinco buenos ejemplos de vodkas con originales notas frutales. Sin vitaminas, pero con un sabor original y sorprendente.

    .

    Below Kiwi 42

    .

    Posiblemente, no sorprenda que un vodka de Nueva Zelanda sea el primero en presentar una variante con sabor a kiwi. Es un producto destacable, elaborado exclusivamente con métodos naturales, sin aditivos o sabores artificiales.

    .

    Marcado aroma a manzanas, peras y frutas maduras con sabor a kiwi suave, melón y menta, y un final especiado. Ideal para mezclar con zumos naturales.

    .

    Absolut Raspberry

    .

    Los ingredientes principales son Absolut Vodka y aroma de frambuesa. Se hace exclusivamente a partir de ingredientes naturales y no contiene azúcar añadido. Perfecto para cócteles y chupitos de sobremesa.

    .

    Intenso sabor a frambuesa. La famosa casa sueca sorprende con este vodka aromatizado con frambuesas, que le aportan dulzor y sensualidad.

    .

    Belvedere Citrus 40

    .

    Belvedere contiene aromas vivos extraídos de la piel y las flores del limón. Sus notas cítricas nos transportan a un universo de sabores y matices, fresco y primaveral, fruto de la maceración por separado de pieles de limón, limas Mexicanas y limones italianos, sin aromas artificiales añadidos o azúcar.

    .

    Es un vodka complejo y equilibrado. Fresco y agradable, con poderosos matices de lima y limón, perfectamente integrados. Al final es limpio, con una viva acidez.

    .

    Ciroc Coconut 37,5

    Vodka premium que se caracteriza por estar elaborado a partir de uvas francesas de la variedad Gaillac. Se destila 5 veces y su sabor lo aporta la mezcla del coco con otras frutas tropicales.

    .

    La quinta destilación se realiza en alambique, proceso que normalmente se reserva para la elaboración de buen whisky o brandy. El vodka es entonces cuidadosamente mezclado con ingredientes completamente naturales.

    .

    Licor Cereza Ursus Roter

    .

    Base de vodka elaborado en Islandia.Licor a base de vodka de color rojo intenso con sabor a cerezas. Se suele tomar solo frío, con hielos o combinado.

    .

    Fuente foto: absolut-vodka

  • Cocina peruana, ¿qué bebemos?

    CevicheDeGambas

    .

    La cocina peruana, silenciosamente, muy poco a poco, se ha ido haciendo más y más popular entre nuestras preferencias culinarias latinoamericanas, con permiso de la mexicana. Heredera de una tradición centenaria, nos cautiva con cada textura, sabor e ingredientes que componen sus recetas.

    .

    Estos son tres de sus platos principales. Una pequeña muestra dentro de una carta amplia, repleta de originalidad e influencias, tanto propias como coloniales. Son platos diferentes con muchos matices especiales que no siempre resultan sencillos de armonizar….hoy hemos buscado entre nuestras estanterías con cada uno una propuesta de maridaje, para que la mezcla y el mestizaje, sean todavía más intensos al sentarnos a la mesa.

    .

     

    AJÍ DE GALLINA

    .

    Los peruanos inventaron la fusión mucho antes que la llamada nueva cocina. En realidad, el ají de gallina es un plato de alquimia, que nació de la mezcla de múltiples sabores provenientes de muchos lugares, con gran influencia de la cocina española, árabe y francesa. Tiene un antecesor, el también llamado manjar blanco.

    .

    Tratándose de un guiso delicioso de ave, recomendamos maridarlo con un Gran Cillar de Silos. Un vino color picota y ribete teja con sensaciones mentoladas y zarzamora así como almizcle. En boca es elegante con buena entrada en boca.

    .

    CEVICHE

    .

    El ceviche es un plato tan variado como la forma en que se escribe, ya que lo encontramos plasmado como ceviche, cebiche, seviche, sebiche… Es el plato típico por excelencia de la costa norte de Perú. Cada uno de sus bocados nos transporta a lugares como La Libertad, Lambayeque, Piura o Lima.

    .

    Una de las teorías más extendidas es que el ceviche proviene de la ancestral cultura moche. Sus pescadores navegaban durante varios días y noches a lo largo del océano, trabajando duramente durante horas. Para coger fuerzas, comían sus presas crudas, agregándoles sal y más adelante, el limón.

    .

    Además de contener supuestamente efectos afrodisíacos, hay muchas variedades, como el ceviche de pescado, de conchas negras o el mixto.

    .

    Proponemos combinarlo con un vino blanco poderoso que aguante los cítricos del ceviche como el Qué bonito cacareaba. Un vino color amarillo dorado. Aromas muy complejos, fruta madura, hierba fresca, cítricos, balsámicos y ligeras notas de mineral y de madera. En boca amplio y estructurado con buena textura, denso, corpulento, buena acidez y persistente.

    .

    PICANTE DE CUY

    .

    Hoy en día es mucho más probable encontrarlo en su versión más moderna: el picante de pollo, aunque utilizando siempre la misma salsa casera, jugosa y aromática que el plato original. Es uno de los platos más tradicionales y típicos de Perú y se prepara en lugares tan variados como Ayacucho, Huanuco, Cuzco, Junín y muchos otros.

    .

    Podemos maridarlo con un exquisito Paseante a la escucha. Un vino color guinda con matices violáceos. Intensos aromas primarios de la variedad, moras, ciruelas en compota, suave toque mineral y de regaliz negro sobre un fondo tostado de la madera perfectamente integrado. Muestra un gran equilibrio en boca, un agradable frescor, taninos vivos y sedosos que dan paso a un grato recuerdo aromático a frutas y especies.

    .

    Fuente foto: recetaceviche

     

  • #maridaje de estreno

     10010165_WnRckFlmReel

    .

    Hay pocos placeres tan gratos como disfrutar de una maravillosa película, sobre todo cuando a continuación, la combinamos con una copa de vino y seguimos paladeando el poso de la historia que nos ha brindado la pantalla.

    .

    Estos son tres estrenos de esta próxima semana. Cada cual mejor. Cada uno con su combinación perfecta: la sugerencia que os hacemos para poner la guinda a la tarde.

    .

    ¡Que lo disfrutéis!

    .

    Sully              (Clint Eastwood)

    .

    El talento de Clint Eastwood no descansa y nos regala la historia de Chelsey Sullenberger, el piloto comercial que se convirtió en todo un héroe tras conseguir efectuar un aterrizaje de emergencia en el Río Hudson. Protagonizada por Tom Hanks, un auténtico Gran Reserva de la gran pantalla, como el gran Eastwood.

    .

    A la salida, no podemos cortar el aura de estrellas que llevamos, así que proponemos comentar la película brindando con un extraordinario Marqués de Riscal Gran Reserva. Un vino color rojo intenso con matices ladrillo. Fragancia compleja de miel y bálsamos. La sensación en el paladar es fresca y suave. Los taninos están bien integrados.

    .

    Sleeeping with other people      (Leslye Headland)

    .

    La historia de dos personajes que se encuentran con la horma de su zapato. Un empedernido mujeriego y una mujer infiel por naturaleza, comienzan una relación platónica, una bonita y sincera amistad, con la esperanza de corregir sus malos hábitos. Pero claro, la cabra tira al monte… a ver en qué pico acaban los dos.

    .

    Para dar impulso a esta relación tan explosiva y picante, probemos a maridar con un buen espumoso, como este cava Gramona Imperial Brut, Gran Medalla de Oro en el Concours Mondial de Bruxelles 2008.

    .

    El Destierro                         (Arturo Ruiz Serrano).

    .

    Es la maravillosa ópera prima de este guionista y director, que tiene una amplia obra en el mundo del cortometraje, gracias a títulos como “Paseo”. Una historia de tres personajes, refugiados en un pequeño fuerte de vigilancia, en mitad de las montañas, frías e inaccesibles, durante la Guerra Civil española.

    .

    Para combatir ese clima tan duro, necesitamos un vino con cuerpo, que nos aporte las calorías necesarias para tiritar a gusto. Por ejemplo, este Prima, de DO Toro.

    .

    Un vino color granate de elevada opacidad. En nariz es dulce y fragante donde destacan los frutos negros (casis y moras) y las especias como la vainilla y la canela. La boca está marcada por la madera, muy estructurada y tánica.

    .

    Fuente foto: francisfordcoppolawine

     

     

     

     

  • Trufas: ese placer escondido

    trufa

    .

    Las trufas, una de las perlas de la gastronomía, es un hongo subterráneo, que crece a unos 20 cm de profundidad, entre las raíces de ciertos arbustos y árboles, como son el avellano, el roble o la encina.

    .

    Para que se pueda desarrollar con corrección, el cultivo de trufa necesita un terreno de baja fertilidad, prácticamente inservible para los cultivos tradicionales. Su cultivo necesita muchísima paciencia ya que los primeros resultados pueden tardar hasta 10 años en llegar. Desde ese momento, obtendremos trufas cada año. Dependiendo de sus condiciones, cada hectárea es capaz de producir entre 10 y 50 kilos. Esta cifra puede ir aumentando con el paso del tiempo.

    .

    Al necesitar condiciones tan delicadas, podríamos decir que es un auténtico milagro, no solo culinario, sino científico. Al mismo tiempo, al ser tan rentable, a las trufas silvestres les está saliendo competencia. Hoy en día, asistimos a la proliferación de los cultivos de este hongo. De hecho, el número de plantaciones va en aumento y en lugares como Cataluña, suponen ya más de 700 hectáreas.

    .

    Y es que en ocasiones la trufa alcanza a veces precios desorbitados, a veces de hasta 1000€/Kg, aunque estas cifras fluctúan muchísimo en función de la producción y de la calidad alcanzada. Dicha producción alcanza su mejor momento en Navidad y muy especialmente en el mes de enero.

    .

    Existen más de 70 variedades, de las cuales unas 30 son comestibles. Lo curioso es que las trufas necesitan ser comidas por un mamífero para poder reproducirse. Pero esto no es un gran problema, ya que gracias a su potente aroma, logran atraer a diferentes especies.

    .

    Entre las variedades principales, distinguimos entre:

    .

    Trufa Negra de Invierno: de forma redondeada, increíble aroma. Es la Trufa más apreciada en la cocina, gracias a su aroma delicado y tremendamente penetrante. Una vez se prueba, es difícil de olvidar.

    .

    Trufa de verano: Tiene una forma parecida a la Trufa Negra, pero su corteza piramidal es mucho más pronunciada. Por dentro muestra un color tostado.
    Su sabor y aroma son mucho más suaves que la trufa negra, ya que el clima veraniego suaviza sus características.

    .

    Trufa blanca: también llamada Criadilla de tierra o simplemente, oro blanco. Es la trufa más típica Italia y también la más apreciada por los cocineros del mundo entero. Y también la más cara. De hecho, en ocasiones alcanza los precios más elevados del mercado, hasta 10 veces más cara que la negra, alcanzando incluso los 6.000€/Kg.

    .

    Su superficie es suave, de color pálido, más bien ocre y su pulpa es marrón, con finas vetas.

    .

    En los tres casos, su sabor es tan potente y rico como su aroma, y otorga a los platos un gusto único e incomparable.

    .

    Las trufas son muy valoradas desde la Edad Antigua. Ya los egipcios y los romanos las utilizaban en sus platos, entre otras cosas por sus virtudes afrodisíacas.

    .

    Además de servir de ingrediente directo de muchos guisos de todo tipo, postres y mil platos, también la encontramos siendo el ingrediente esencial de muchos productos selectos.

    .

    Estos son algunas sugerencias, que podemos utilizar para darle a nuestros platos un toque sofisticado, de manera rápida y sencilla:

    .

    Bloc Oca Trufado Rougie

    ¿Qué más podemos pedir? Pan. Sólo pan. Con eso y un buen vaso de vino, como reyes.

    .

    Aceite aroma a la trufa negra

    .

    Aceite de oliva de primera calidad, con un toque tremendamente especial.

    .

    Mostaza con trufa Terre Exotique

    .

    Ideal para acompañar carnes y darles esa pequeña diferencia que nos hará repetir una y otra vez. Y otra. Y quizá hasta otra.

    .

    Crema de queso con trufa blanca

    .

    La trufa va bien con todo. Guisada, asada y por supuesto, untada.

    .

    Miel de Acacia a la trufa blanca

    .

    El más claro ejemplo del carácter versátil de la trufa. También versión dulce.

    .

    Fuente foto: salutip

     

     

     

     

     

  • #madridajes: huevos estrellados

    resized_2012-08-27 13.31.58

    .

    Hace más de 60 años, un muchacho joven llegó a Madrid, procedente de Serranillos (Ávila) y comenzó a trabajar en el Mesón El Segoviano, como chico de los recados. Muy pronto, se convirtió en el joven maitre del restaurante, hasta que la propietaria se lo alquiló y pasó a llamarse Casa Lucio.

    .

    Cuenta la leyenda que su abuela, cuando un huevo se rompía, solía echarlo sobre las patatas, inventando sin saberlo una joya de nuestra mesa y tapeo: los huevos estrellados.

    .

    Pese a ser algo tan básico, o quizá por ese mismo motivo, el éxito del plato ha sido rotundo, saliendo de los muros del restaurante de Lucio y tomando el protagonismo de todas las barras de la ciudad.

    .

    Estas son algunas sugerencias, tanto de establecimientos como de maridajes, para saber dónde disfrutar de semejante manjar.

    .

    Casa Lucio: el original.    Cava baja 35.

    .

    Según palabras de su fundador: “La clave en la preparación de las patatas se encuentra en el punto de fritura, que debe parecerse mas a una cocción a fuego lento, que a una fritura. En realidad hay que cocerlas, mas que freírlas”

    .

    Recomendamos maridarlos con otro clásico. Un buen Luis Cañas Reserva, un vino con bonito color rojo rubí, de gran intensidad en fruta roja muy madura con un fondo balsámico. En boca resulta suave, fresco y de tanino bien integrado.

    .

    Taberna Aránzazu            C/ Francisco Silvela 96.

    .

    Esta taberna vasca, auténtica y rústica, combina la mejor cocina del norte de España con una cocina tremendamente original, donde manda la materia prima de máxima calidad. Imprescindible no perderse sus huevos rotos, preparados de formas muy diversas: con pisto, jamón, gulas o chistorra.

    .

    Como los vinos amontillados son un acompañante ideal del jamón, probaremos a maridarlo con un delicioso Fernando de Castilla amontillado. Un vino color ambar viejo. En nariz encontramos notas de avellana, pasas, caramelo, fondo mineral. En boca es envolvente, amplio, complejo. De entrada dulce y final amargo.

    .

    El Rincón de Goya.            C/ Lagasca 48

    .

    Esta referencia del Barrio de Salamanca, combina mar y montaña, preparando los huevos estrellados de granja con chanquetes.

    .

    La combinaremos con una extraordinario Llopart Brut Nature,, un cava color amarillo pálido, burbuja abundante y persistente. En nariz predominan los aromas a frutas frescas y flores. En boca es seco, equilibrado y con buena persistencia. Es un vino que se puede combinar con un gran numero de alimentos: pescados, pastas, arroces y carnes ligeras. El ideal es experimentar con él.

    .

    Fuente foto: mestelrich2

7 producto(s)

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en Política de privacidad