Bienvenido a nuestra tienda online

¿Eres mayor de 18 años?

Mi carrito

0

Archivo por meses: noviembre 2013

  • ¿Qué vinos acompañan bien a un jamón ibérico?

    ¿Con qué vino acompañarías un jamón ibérico de bellota? ¿Todas las partes del jamón ibérico saben igual y contienen la misma grasa? ¿Cada parte del jamón requiere un vino distinto? Éstas y otras preguntas fueron contestadas recientemente en nuestra Cata-maridaje de jamones de Guijuelo de la mano de “Carrasco” el pasado 24 de octubre. El maestro cortador José Quintana nos ofreció un delicioso paseo por las distintas partes del cerdo ibérico y su maridaje con distintos vinos.

    Compartimos ahora con vosotros algunos consejos que sin duda interesarán a los amantes del buen jamón y del mejor vino.

    La maza, parte del jamón donde se encuentra la mayor parte de carne y por donde normalmente comenzamos a consumir la pieza, tiene un sabor dulce con algunas leves notas de sal. Si se marida con un cava, su sabor resalta ya que potencia toques a frutas con hueso y suaves recuerdos florales.

    La contramaza, más estrecha y curada que la maza y con poco contenido graso, tiene un sabor muy armonioso y más intenso y persistente que otras zonas del jamón. Si se marida con un fino se intensifica el aroma y las notas a frutos secos.

    La cadera, extremo opuesto a la pezuña de la pata de jamón ibérico, es sabrosa y con gran contenido graso. En esta zona notamos un ligero picor en garganta por la edad de la carne y su larga maduración. A  esta parte del jamón le van bien los tintos, ya sean jóvenes o de crianza, pues matizarán sus aromas con una pulida expresión tánica.

    Esperamos que estos consejos os ayuden a disfrutar mejor del próximo jamón ibérico que degustéis.

  • Manuel Muga: "Al año recibimos cerca de 20.000 visitas al Espacio Torre Muga"

    Manuel Muga Peña Manuel Muga Peña

     

    Con Manuel Muga Peña comenzamos una serie de entrevistas a prestigiosos bodegueros españoles. Tercera generación de Bodegas Muga, fundada en 1932 en el emblemático barrio de la Estación de Haro, Manuel Muga nos habla de su infancia, de su "orgullo" de pertenecer a una familia dedicada al vino y de las características que hacen peculiar esta Bodega.

    - Manuel, ¿qué recuerdo tiene de la primera vez que probó el vino?

    - Tengo un recuerdo muy vago pero fue con seis años en una comida familiar. En un despiste que tuvo mi padre le cogí su copa y de le di un trago. Cuando ya fui mayor me lo solía recordar.

    - Para elaborar un buen vino, ¿qué es para usted lo más importante?

    - Lo más importante es la materia prima, en este caso, la uva. Pero también es vital la habilidad del enólogo. Las dos cosas han de ir de la mano. Por poner un ejemplo, para hacer un buen plato de cocina se requiere una buena materia prima y el saber hacer del cocinero. Si falla alguna de las dos cosas el resultado no será el deseado.

    - Antes de trabajar en la empresa familiar, estuvo en el sector de los seguros y de los licores, ¿Cómo ha vivido el cambio y qué destacaría del mundo del vino?

    - Trabajar en otras empresas antes de incorporarme al negocio familiar fue muy positivo.  Tanto la experiencia que tuve en Mapfre como la que tuve en Diageo, en aquel entonces Angloespañola distribución, son inolvidables. Les tengo que estar muy agradecido porque me sirvió como formación y me dio la posibilidad de tener una visión más amplia de cómo trabajar en aspectos tan importantes  como la comunicación y la venta.
    Con respecto a que destacaría del mundo del vino, lo primero he de decir es que me considero un privilegiado. Por lo general, en las empresas familiares que estamos en el vino hay componentes como el prestigio, el sentirse orgulloso de algo que lleva tu firma, que hace que este mundo sea especial. No olvidemos que elaboramos o trabajamos para ofrecer un producto de disfrute.

    - ¿Cómo es trabajar con la familia?  ¿Qué consejo sobre el mundo del vino recuerda especialmente de los que le dio su padre?

    - Como todo en esta vida, tiene sus cosas buenas y sus cosas menos buenas, pero poniendo todo en una balanza hay muchas más cosas positivas. A pesar de ser la tercera generación, somos una familia bien avenida. Mi padre me dio muchos consejos pero sobre todo me dio un ejemplo de honradez y seriedad en el trabajo. Desde mi punto de vista estos valores son fundamentales en nuestro día a día y en el futuro a largo plazo de una empresa.

    Muga tiene tres toneleros y un cubero construyendo sus propias barricas y depósitos de forma artesanal, ¿qué le da de especial al vino el construir sus propias barricas?

    - Tener todo nuestro proceso de elaboración en roble, incluyendo nuestros depósitos de fermentación, de alguna manera nos obligo a tener nuestra propia tonelería dentro de la bodega. Esto, por un lado, nos permite disponer del personal que se encarga del mantenimiento y renovación de nuestros depósitos y, por otro lado, poder controlar todo el proceso de elaboración de la barrica, es decir, desde la calidad del roble que compramos, el tiempo de secado natural que le damos al roble (tener en cuenta que suele dejar secando unos dos años y medio) y al tipo de tostado que queremos dar a la barrica.
    Desgraciadamente el oficio de cubero prácticamente se ha perdido y nosotros lo mantenemos en nuestra bodega.

    - ¿Cuál de sus vinos es su ojito derecho y por qué?

    - Hablar de un vino en concreto es un poco injusto ya que, afortunadamente, todos nuestros vinos nos han dado muchas alegrías, pero si tuviera que destacar uno sería el Torre Muga. ¿Por qué? Porque lo lanzamos al mercado al poco de entrar yo en la bodega y es el vino que más éxitos internacionales nos ha proporcionado.  Mi padre y mi tío tuvieron la visión de negocio como para elaborar un tipo de vino de corte más moderno que nos permitió ampliar nuestro abanico de oferta que va desde el Prado Enea que es nuestro vino mas clásico hasta el Torre Muga pasando por el Muga que es un estilo que está a caballo entre estos dos vinos.

    - Bodegas Muga exporta actualmente sus vinos a 65 países, ¿hay algún mercado que se le resista? ¿En qué país cree que entienden mejor sus vinos?

    - Estamos muy bien posicionados en la gran mayoría de los mercados de referencia pero hay dos mercados que se nos resisten un poco. Uno es Japón y el otro la India. Aparte de España, los mercados que mejor entienden nuestros vinos por lo general son los anglosajones en especial Estados Unidos e Inglaterra.

    - Recientemente Bodega Muga ha sido incluida en los Highly Recommended de Wine Spectator, ¿qué peso tienen los premios, los reconocimientos, las críticas, la opinión de la prensa y los puntos Parker a la hora de vender y exportar?

    - Desde mi punto de vista, la trayectoria de la bodega es lo que más pesa, es decir, la imagen de marca que se consiga, pero es verdad que hay determinados mercados, como puede ser Estados Unidos, donde todavía los reconocimientos en forma de premios o puntuaciones ayudan mucho a la venta. También es verdad que normalmente influye más en vinos de reciente creación que en marcas consolidadas.

    - ¿Qué vino elegiría para una celebración muy especial, como una boda?

    - En nuestro caso elegiría nuestro Muga Selección Especial ya que considero que es un tipo de vino con el que llegas a mucha gente. Le suele gustar tanto al que aprecia el vino clásico como al que prefiere el estilo moderno.

    - En capitales como París, Milán o Viena es común tomar una copa de vino después de la cena  en vez de pedir un combinado, ¿por qué no sucede así en España? ¿Qué pueden hacer las bodegas para conquistar ese segmento de ocio?

    - Es una buena pregunta pero no se cuál es la respuesta. Lo que sí tengo claro es que tenemos que seguir trabajando entre las administraciones y las bodegas para potenciar más la cultura del vino que tan importante fue en nuestro país y que se ha ido perdiendo, aunque parece que los últimos años, poco a poco, se está recuperando. Por poner un ejemplo, el enoturismo en España está en auge y cada vez se reciben más turistas en las bodegas con ganas de disfrutar y de aprender sobre el vino.

    - Efectivamente, muchas Bodegas luchan hoy día por hacerse un hueco en el pujante sector del enoturismo, ¿qué ofrece de diferente el Espacio Torre Muga al visitante?

    - Además de la visita a la bodega, el Espacio Torre Muga ofrece distintas alternativas tales como visita al viñedo, cursos de cata, viajes en globo, Wine bar, sala de reuniones.
    Tenemos a un equipo humano preparado para enseñar la bodega e intentar transmitir la filosofía de trabajo de Muga. El tener todo el proceso de elaboración en roble, tener nuestra propia tonelería, trabajar de una forma artesanal, le da una calidez especial a la bodega  y hace que el turista se lleve un grato recuerdo de Bodegas Muga. Al año recibimos cerca de unas 20.000 visitas. Ésta es una de las maneras que tenemos de colaborar en potenciar la cultura del vino.

    - Muga es de las bodegas mejor posicionadas en redes sociales, ¿qué ventajas obtienen al estar presentes en Twitter, Facebook y Youtube?

    - Somos una empresa bastante activa, hacemos muchos eventos tanto dentro como fuera de la bodega y estos medios nos permiten mantener el contacto y comunicar todo lo que hacemos a nuestros seguidores.

    - ¿Cuál es el canal nacional de venta más importante para usted?

    - El canal de distribución mas importante para Bodegas Muga sigue siendo el de hostelería aunque es verdad que debido a la crisis la restauración está sufriendo bastante y que parte de estas ventas se han desplazado a las tiendas.

    - ¿Qué opina de la venta de vino por Internet?

    - Es una herramienta de venta que esta en auge, y aunque nosotros como empresa no la utilizamos, nuestros clientes cada vez la utilizan más.

    - Defínanos la filosofía de Muga y cual son sus principales señas de identidad.

    - Elaborar vinos de calidad que prestigien la marca que, a la vez, es nuestro apellido familiar. Por supuesto, no nos podemos olvidar de la rentabilidad del negocio, pero en nuestro caso las decisiones financieras que tomamos son a largo plazo, no a corto, algo fundamental para hacer bien las cosas y apostar por la calidad.
    Ser empresa familiar es una de nuestras señas de identidad. Como he dicho antes, en nuestra familia el estar orgullosos de que lo que hacemos, de lo que ofrecemos a nuestros clientes es fundamental. Por otro lado, nuestros elementos diferenciadores es tener todo el proceso de elaboración en roble, tener nuestra tonelería propia ( algo único si tenemos en cuenta que disponemos de cuberos) y, por lo general, mantener una forma de trabajar artesanal. Siempre decimos que nos gusta mantener la tradición pero sólo aquella que merece la pena y que aporta calidad en el proceso de elaboración de nuestros vinos.

  • Wine Ville: Crea tu propia bodega…, en un mundo virtual

    wineVille

    ¿Te has planteado alguna vez fundar tu propia bodega y comercializar tus vinos? Este sueño puedes hacerlo realidad…, eso sí, en un mundo virtual. Diez bodegas de La Rioja y de La Ribera del Duero se han unido para difundir el juego para smartphones, iPad y Facebook “Wine Ville”, donde los usuarios tendrán que levantar un imperio del vino de la nada al tiempo que compiten con otros adversarios.

    Esta nueva aplicación, que persigue dar a conocer la cultura del vino a través de un juego sencillo y divertido, estará disponible probablemente en junio de 2014. A pesar de que aún está en fase de creación, Wine Ville ya ha despertado el interés del sector.

    El juego sigue el estilo de los ya famosos Cityville o Farmville pero centrado en el mundo vitivinícola. Cada jugador deberá cultivar su uva, elaborar su vino y promocionar su marca. Después podrá extender sus viñedos e intentar crear un imperio donde deberá competir con otros jugadores.

    Sus creadores, César López Sáenz y José Miguel Gómez González, proponen un juego social y gratuito donde los usuarios puedan conocer y establecer bodegas por todo el mundo: España, USA, Francia, Alemania, Italia, Argentina, Nueva Zelanda…

    Uno de los mayores atractivos de Wine Ville es que ofrece recompensas reales, de tal forma que los usuarios podrán canjear el dinero virtual que vayan consiguiendo por bonos enoturísticos reales. Con esos bonos podrán visitar bodegas, realizar catas e incluso alojarse durante un fin de semana en diversas regiones vitivinícolas.

    El sueño de convertirse en Angela Channing (Falcon Crest) o en Vicente Cortázar (Gran Reserva) cada vez está más cerca.

  • Cómo elegir una copa de vino

    Escuchar el sonido del corcho al salir de la botella, contemplar el color que envuelve la copa a medida que se vierte el vino, recibir los primeros aromas procedentes de la copa… Servir una copa de vino conlleva todo un ritual que activa todos nuestros sentidos y nos predispone para disfrutar plenamente del propio vino, de la ocasión y de la compañía.

    Pero para poder disfrutar de un buen vino es importante disponer de la copa adecuada. Si existe una gran variedad de copas es precisamente porque cada una de ellas proporciona distintos placeres sensoriales. Su función principal es facilitar que el vino se desarrolle plenamente y que los aromas se dirijan en la dirección correcta.

    Siguiendo estos sencillos consejos se podrá elegir una copa adecuada para beber vino:

    • Tamaño. Para el tinto es aconsejable elegir una copa de gran volumen con el fin de que el vino se oxigene. Las de blanco son más pequeñas y delgadas porque deben mantener el frío del vino. La temperatura del vino se conservará mejor cuanto menor sea la superficie expuesta.
    • Forma. El fondo de la copa debe ser ancho y redondeado e irse cerrando por la parte de arriba. Esta forma permite que el vino se airee y libere mejor su aroma. Para vinos espumosos, cavas o champagne, las copas deben tener forma de flauta o tulipán: se realza el aroma, no se pierde la efervescencia y podemos contemplar bien las burbujas. Últimamente también hay tendencia a servir los vinos espumosos en las copas destinadas al vino blanco. 
    • Material y grosor. Una buena copa de vino debe ser de cristal fino. Es importante que la copa no sea de vidrio y mejor si su grosor es inferior a un milímetro.
    • Color. Las copas deben ser transparentes, incoloras y lisas, sin adornos, para poder apreciar todas las tonalidades del vino.
    • Tallo. Las copas se cogen por el tallo o base para no calentar el vino con las manos ni ensuciar el cristal, por lo que es conveniente que el tallo sea largo. De esta forma podemos acercarla adecuadamente a la nariz y disfrutar del aroma del vino.

    Por último, recordar que se debe llenar únicamente un tercio de la copa con el fin de que quien va a degustar el vino lo pueda girar sin derramarlo y, también, para que se oxigene y exprese convenientemente.

    Un mal vino no sabe mejor en la copa adecuada, pero el bueno sí.

4 producto(s)

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en Política de privacidad