¿Eres mayor de 18 años?

Mi carrito

0

‘Personal shopper’ para elegir el vino - Cinco Días (Julio 2014)
La centenaria Bodega Santa Cecilia ha dado un giro de 180 grados al negocio del vino, convirtiendo su tienda en un espacio temático dedicado al culto de esta bebida, en el que existen más de 5.000 referencias

Una cliente recibe asistencia personalizada en la tienda de Bodega Santa Cecilia en Madrid.

No es tan antigua como los restaurantes Botín o Lardhy, pero la Bodega Santa Cecilia también se ha hecho un hueco en las guías gastronómicas o del turismo de compras de Madrid.

Personal shoppers que ayudan a montar eventos, fiestas o sencillamente una bodega en tu casa;vendedores, en realidad, sumilleres; catas, etc., y más de 5.000 referencias de vino y licores avalan el atractivo de esta bodega, casi centenaria, reconocida por todos los españoles amantes del universo del vino.

Seguramente, su atrevimiento al montar el primer autoservicio especializado en vino y licores de Madrid en los años sesenta, cuando el concepto de hipermercado aún no había llegado a España, además de sus ajustados precios, explica su clientela. Hoteles como el Ritz, el Eurostar Madrid Tower o Confortel; restaurantes como Viridiana y Combarro, en España, o Brockers, en Reino Unido, son algunos de sus actuales clientes, además del común de los mortales, que acuden a este espacio temático para comprar, aprender o sencillamente tomarse un vino.

Dice Pedro Santa Cecilia, el hijo del fundador de esta bodega que abrió sus puertas en Madrid en 1922 vendiendo vino a granel, que en aquella época “los pequeños emprendedores no hacían cursos ni tenían subvenciones”. Todo era a pelo. “Empleabas los ahorros que habías guardado debajo del colchón”. Y eso hizo su padre.

El Hotel Ritz es uno de sus mejores clientes

Fue la apertura de este establecimiento, ya autoservicio, en la calle Blasco de Garay, en 1968, el órdago más importante de Santa Cecilia. “La idea era que los clientes se movieran libremente por la tienda y pudieran tocar las botellas de vino”, explica Pedro Santa Cecilia.

Personajes del mundo de la farándula, Concha Velasco entre ellos, acudieron a las fiestas organizadas en ese ya casi definido espacio temático del vino, cuyos escaparates eran decorados con carteles diseñados por el mismísimo pintor que hacía las vallas de los cines Gran Vía. Aún hoy tiene artistas, políticos y actores entre sus asiduos.

Vender la cultura del vino es lo que ha propiciado que la bodega, que actualmente cuenta con 35 empleados en sus dos tiendas de Madrid, creara el Club del Vino Santa Cecilia, que organiza regularmente catas, ferias temáticas, seminarios, cursos de cata y maridaje, talleres de coctelería y coloquios donde acuden frecuentemente los más renombrados bodegueros de España.

Marqués de Griñón, Mariano García, la familia Muga, René Barbier, Alejandro Fernández (Pesquera), Marqués de Riscal, Cune, etc., son solo algunos de los habituales.

Ha sido la tercera generación del apellido Santa Cecilia la encargada de modernizar del todo este negocio, culminando con la apertura, en 2006, de un nuevo establecimiento de 500 metros cuadrados en el mismo lugar donde 40 años antes su padre abrió el primer autoservicio.

En 1968, la bodega abrió una tienda en Madrid, en la calle Blasco de Garay, ya bajo el concepto de autoservicio. Eran 250 metros de vinos y licores al alcance de los clientes, que podían circular libremente por el local.

Esta tienda está dotada con las más modernas tecnologías para conservar los productos e incorpora un bar (Santa Bar) donde se pueden degustar más de 3.000 referencias de vino, más de 1.000 licores y más de 800 delicatessen (patés, quesos, internacionales, ahumados, lomo, etc.).

Aunque la entidad lleva más de 20 años exportando vino a todo el mundo, para dar un impulso a la expansión internacional, en 2006 entró en la venta de vino por internet, canal que ha renovado el pasado año con una web social que incluye ofertas, consejos y todo tipo de información relacionada con el universo del vino.

Y se ha involucrado en un plan para implantar un sistema de franquicias, en el que lleva trabajando varios años. Poner en marcha esta iniciativa ha requerido la implantación de un sistema de gestión informático (SAP), que permitirá a la bodega, entre otras cosas, actuar como una gran central de compras para distribuir a los franquiciados, según explica Mayte Santa Cecilia, propietaria y responsable de negociación, marketing y web.

La previsión es que antes de que acabe el año ya tenga una tienda y en los próximos cinco años alcance las 15 en toda España. Esta iniciativa le permitirá elevar la facturación hasta los 20 millones de euros desde los 7 millones actuales.

Santa Cecilia también cuenta con un servicio especial para el colectivo de hostelería, uno de sus principales clientes, reforzado en los últimos años. Este servicio ofrece sumilleres (asesores) que ayudan a los hosteleros a actualizar la carta, permite botellear (no obliga a comprar cajas completas) y sirve en 24 horas.

Franquicias, un plan para expandirse

Tienda de Bodega Santa Cecilia. /

Locales de más de 80 metros cuadrados ubicados en poblaciones de más de 75.000 habitantes son las condiciones que tienen que cumplir las tiendas franquiciadas de Santa Cecilia, que tendrán un mínimo de 1.000 referencias de vinos.

Los franquiciados de esta cadena contarán con el respaldo de la central de compras de la bodega, el apoyo del equipo de marketing, cuyas actividades y comunicaciones serán desarrolladas en las tiendas franquiciadas y del personal especializado (sumilleres) que asesorarán a los inversores a la hora de montar el establecimiento para que se convierta en un referente en distribución de vino en la zona.

En estos momentos, el canal de venta a los hogares es uno de los que más ha crecido.



Toda la información en:  ‘Personal shopper’ para elegir el vino | Empresas | Cinco Días  http://cincodias.com/cincodias/2014/07/31/empresas/1406825736_868832.html#bce6iRYgktldLpuw